Fundamentos basicos

FUNDAMENTOS BASICOS

Ley de similitud
La homeopatía es un método terapéutico que se basa en administrar al enfermo una sustancia cuyos componentes son capaces de provocar en un individuo sano una enferemdad (páthos) similar a la que se trata de combatir (homoios) y que preparada como medicamento homeopático es capaz de curar. A este principio se refiere con el LEY DE SIMILITUD.

Patogenesia
Experimentación en el hombre sano o patogenesia. Hahnemann experimenta primero sobre sí mismo y nota que la ingestión de Quina le produce síntomas muy parecidos a los del paludismo, enfermedad que años atrás había sufrido en carne propia. Suspendía la medicación, y el
estado de salud retornaba en su plenitud. Repetía la ingesta de Quina, y los síntomas volvían.
Así continuó experimentando, con su familia y amigos, primero con Quina y luego con otras sustancias, como Belladona, Digitalis etc. Hahnemann fue el primer médico experimentador en la historia de la medicina. Anotó todos y cada uno de los síntomas que relataban los experimentadores sanos, en forma muy ordenada, para luego poder saber qué síntomas podía revertir con cada medicamento.  Así pasó años de su vida, intentando descubrir cada vez más medicamentos. Igualmente todavía le quedaba sin solucionar un gran problema: los síntomas tóxicos.

Uso de la dosis minima o dosis infinitesima
El mismo Hahnemann y sus experimentadores sufrían crisis agudas por intoxicación con nuevas sustancias. Así nace el 3º principio. Dosis Infinitesimal: Con el objeto de producir síntomas en el hombre sano pero a la vez, disminuir la toxicidad hasta anularla, Hahnemann comenzó a diluir y dinamizar las sustancias (mediante sucusiones). Éstas no perdían su efecto y  esta vez, “los síntomas ya no eran patológicos sino puramente funcionales”, en una palabra, se había anulado toda toxicidad. Así superó esta barrera que le permitía cumplir con otro aforismo hipocrático: “Primum non nocere” que significa: primero no hacer daño. A estas dosis medicamentosas las llamó dosis infinitesimales.

Resumiendo, debemos usar tan poca de una medicina como posible para estimular el propio mecanismo de curación del cuerpo. Cuando damos una medicina deberíamos dar una dosis (en este caso una pequeña píldora que llamamos “globuli”) y esperar a ver que alivio trae. Si empiezan a mejorar las sintomas deberíamos dejar el caso en paz. Sólo deberíamos dar otra dosis si el caso deja de mejorar antes de que una recuperación plena o si los síntomas vuelven (es decir recaídas del caso). Darle al cuerpo más medicina que necesita no mejorará o acelerará la acción del la medicina, incluso puede parar el proceso de mejora.

Remedio Único
¿Hahnemann: – El medicamento debe ser único, en cada indicación terapéutica por múltiples razones:
1) Porque así fueron experimentados en las patogenesias en las personas sanas.
2) Porque así se puede aplicar exactamente y sin posibilidad de error la Ley de la Similitud.
3) Porque en consecuencia se puede analogar los síntomas del paciente con los del medicamento experimentado en una persona sana.
4) Porque administrando un solo medicamento podemos tener una idea clara de la evolucion correcta o incorrecta del paciente. Las reglas de la curación sólo pueden ser aplicadas si al paciente se le ha prescripto un solo medicamento.
5) Porque, en definitiva, los pacientes que se han curado con Homeopatía, han sido tratados cumpliendo estos cuatro principios: similitud, patogenesia, dosis infinitesimal y remedio único.

Individualisación del tratamiento
Uno de los valores añadidos más reconocidos de este método es el abordaje integral que se hace al paciente, y que toma en cuenta la totalidad de su organismo para poder mejorar su salud. Se individualiza el tratamiento según las características del paciente, los síntomas de su enfermedad, las causas relacionadas y su constitución.